El centro la Salle Llíria, para prevenir la transmisión del virus COVID-19 asume un compromiso firme con la gestión del riesgo, liderando la implementación sistemática de medidas dirigidas a minimizarlo, por lo que ha elaborado un PROTOCOLO de seguridad y actuación frente al COVID-19 para que la reapertura de las instalaciones no aumente el riesgo de contagio comunitario, así como establecer las medidas de protección necesarias para las personas trabajadoras en este sector.

El Comité de Seguridad y Salud del Centro, ha identificado y evaluado los riesgos de contagio y ha definido las estrategias necesarias para la minimización de riesgos higiénico-sanitarios por COVID-19.

MEDIDAS PARA LA APERTURA DE LA PISCINA

Dadas las características y las vías de transmisión conocidas para el SARS-CoV-2, en el caso de las piscinas, el buen funcionamiento, mantenimiento y desinfección adecuada (por ejemplo con cloro y bromo) deberían inactivar el virus que causaCOVID-19. Esto implica que el principal riesgo de las piscinas debido al virus SARS-CoV-2 no es el agua.

El Centro La Salle Llíria ha elaborado un protocolo específico con una serie de medidas preventivas para que tanto las instalaciones como el agua se encuentren libres de microorganismos patógenos y de sustancias que puedan afectar negativamente la salud del usuario.

Del mismo modo se han dispuesto para los usuarios una serie de medidas de uso, estancia, tránsito y aforo de bañistas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies