Mis queridos amigos del Centro La Salle Liria y del Projecte Obert.
Ya se nos quedaron atrás las mascarillas de la Covid, los baños en el mar, las noches de insonmio, las tertulias de sobremesa, etc etc… y ya nos saluda el otoño.
Os brindo una carta en la cual el autor dialoga con el otoño.

Querido Otoño:
“Has vuelto a llegar, de improviso, como siempre.
A diferencia de tu hermano el verano, nunca avisas de tu inminente entrada.
Supongo que porque sospechas que no eres tan deseado como él.
No nos preparamos para ti tanto como para él, no hacemos régimen,
ni planeamos viajes y no prometes días en blanco tumbados a la bartola,
ni picnics, ni festivales playeros.
Eres listo y práctico porque no anuncias que vuelves,
con el fin de evitar el horrible shock de los amantes del sol,
simplemente un día te presentas y dices “Hola, ya estoy aquí”.
Cortés con tu colega el invierno, porque nos engatusas con que pronto llegará
la Navidad, haciéndoselo mucho más fácil, allanándole el camino.
Y ameno, por concedernos algún que otro día festivo, un respiro de tanto ajetreo”.

El nombre va aquí

El “otoño” ha sido descrito por artistas y poetas. El “otoño” es naturaleza multicolor que serena nuestras vidas. El “otoño” nos invita a la reflexión, a mirar nuestro interior.

Casi sin querer surge el parangón entre esta hermosa estación y una de las etapas más bellas de la vida humana.

El “otoño” nos enamora por su naturaleza dorada, por sus hojas de múltiples matices de colores, como es, igualmente, nuestra vida cargada de cultura, saberes, experiencias, buenos recuerdos, etc, etc.

El “otoño” nos invita a serenar la vida, a compartirla con los amigos en torno a la mesa o al calorcillo de la chimenea.
En resumen, para algunas personas, entre las que me incluyo, el “otoño” es la estación más bella del año. ¿Y los es para ti, querido lector?
Estimados amigos de Liria: permíteme que os brinde, para terminar, un poquito de cultura popular otoñal, ya antigua pero siempre hija de la más pura experiencia.
• “Castañas en cocción, en otoño e invierno, buena alimentación”
• “El otoño verdadero, por San Miguel (29 de septiembre) el primer aguacero”.
• “El otoño, pan de ayer, vino de antaño y caldito a diario”.

Y para variar, dos pensamientos de un novelista y un filósofo:
“El otoño es una segunda primavera, donde cada hoja es una flor” (Albert Camus.)
“Por eso yo prefiero el otoño a la primavera, porque en el otoño se mira al cielo, en la primavera a la tierra”. (Soren Kierkegaard.)

Con mi aprecio para todos, un abrazo. ¡Disfrutad del otoño!

H. Joaquín Gasca, fsc.
Liria, 1 de octubre, 2022.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies