“Recordar”, del latín re-cordis que viene a significar: volver a pasar por el corazón. Así comienza Galeano El libro de los abrazos, y ha sido la clave con la que interpretar el día en la Asamblea. El lunes 3 de diciembre comenzaba con la propuesta de evocar nuestra vocación de espeleólogos con el fin saber orientarnos y orientar “en lo profundo” y de actualizar el llamado de nuestro Fundador a tocar los corazones de aquellos a los que hemos sido enviados (Med.43) en el anhelo de universalizar el mandamiento nuevo (Jn 13, 34).

 

El corazón fue el elemento que estrenó el espacio de acogida de la asamblea. Activando los sentidos con la ayuda de una sabrosa galleta, cortesía de la Fundació Comtal, comenzaron los dinamismos asamblearios.

 

Tras la aprobación de las actas del día anterior y la exposición de los ritmos y dinámica de trabajo por parte del coordinador, Hermano José Mª Valero, comenzaron las ponencias.

 

El primer turno correspondió a la ponencia de Gestión Económica y Administrativa de la Red de obras educativas. Fernando Casas, como representante del Equipo de Gerentes del Distrito, expuso el trabajo previo realizado – bajo la coordinación del Hermano Miguel Tena, Ecónomo del Distrito – y en el que han intervenido el Equipo Económico de Comunidades y el Consejo Económico. Una idea nuclear vertebró la ponencia: somos una red distrital sostenible que se asienta en unos valores comunes cuya gestión está al servicio de la misión. Con especial interés se defendió la doble dimensión de la red, que cuenta con una visión estratégica desde el plano de distrito y, a la vez, se gestiona desde la cercanía que garantiza la organización en sectores. El relato sobre la red de obras se cerró con una interesante reflexión sobre el papel en la misma de las ONGDs; su singularidad hace que no puedan asumir los criterios comunes de la red para su gestión y la supervisión no pueda tener los mismos indicadores. Ante una realidad legislativa restrictiva y cambiante, la rigidez de alguna de nuestras estructuras y la dependencia generalizada de la financiación pública, se plantean valores clave en nuestro ámbito de gestión: la transparencia, el cumplimiento normativo y la solidaridad.

 

En la segunda ponencia, Lidia Rey y Eusebio Villaescusa, nos facilitaron la reflexión realizada en torno a Formación e Identidad Lasaliana por parte de los Delegados de cada sector, la Coordinadora distrital de Asociados y la Red distrital de Formadores Lasalianos. Partiendo de la definición de la formación lasaliana como el proceso de interiorización de los elementos identitarios (Cuaderno de la MEL 51. Abril, 2014), y los procesos de acompañamiento que esto implica, se plantea a la asamblea la necesidad de favorecer la dimensión experiencial en elementos como la fe, el servicio o la comunidad.  De este modo, se pretende promover el crecimiento de comunidades lasalianas a partir de las orientaciones de la cultura vocacional y la misión compartida, implementando Itinerarios de discernimiento y unificando criterios para compromisos como el de asociación.

 

A continuación, Jordi Jover fue el encargado de la ponencia sobre Organización. En el trabajo realizado como grupo de expertos por la Comisión de Educación ARLEP, se articuló en cinco puntos: estructuras acordes a la realidad de la institución, red de obras adecuadas, líderes, potenciar la marca y la participación de la Comunidad

Leave a Reply

Your email address will not be published.